UA-72538013-1

Translate

miércoles, 13 de enero de 2016

Acerca del patronaje y otras cosas

Me he percatado que es común en personas que confeccionan vestuario el recurrir a revistas de patrones (moldes como se le dice acá en Chile) tipo Burda Style, etc. Antes no lo comprendía, pero ahora creo que tengo la respuesta. 


He pensado que tal vez muchas personas que se inician en este oficio le temen al patronaje manual, es decir, el realizar un patrón base y luego realizar las correspondientes transformaciones según lo requerido, o ven una revista Burda y piensan que ese patrón es totalmente exclusivo y difícil de realizar.

No estoy en contra de este tipo de revistas, todo lo contrario, yo misma tengo varias pues de ellas saco mucha inspiración observando los detalles de la confección, las telas que se recomiendan en ciertos tipos de prendas, etc, etc... estas revistas son toda una inspiración para mí. Pero ahora.. ¿por qué no uso los patrones de dichas revistas?


Sería fácil decir y vanagloriarme de experta en patronaje porque no lo soy, mi única respuesta a ello sería decirles que en la escuela, cuando estudiaba Vestuario y Confección Textil, teníamos una asignatura especialmente de patronaje en donde habían unas mesas gigantescas donde hacíamos nuestros patrones y nos calificaban exigiéndonos en detalles que para un ignorante en la materia pasarían desapercibidos, y eso a la larga quedó en mi subconsciente y desde allí que le perdí el miedo a realizar un patrón yo misma. Hasta el día de hoy sigo cometiendo errores al realizarlos, sobre todo cuando se trata de vestidos, pero cada día aprendo otra cosa y sigo avanzando.

Lo que quiero tratar de decir en este post, en que no existe ninguna excusa para no querer aprender patronaje. Es verdad que es muy tentador tener una revista a la mano, calcar el patrón en papel de mantequilla y confeccionar la prenda. Pero si no tienes mínimas nociones de patronaje quedarás condicionada a lo que en la revista se exponga, comprándola mes a mes y esperando que aparezca ese diseño espectacular que estabas esperando. 

Con esto, quiero incentivar a todas las chicas que les gusta este oficio (o hobby) que no se vuelvan locas comprando moldes por internet o comprando las revista mes a mes. He leído relatos de chicas que se quejan de lo costoso que llega a salir. Chicas, el patronaje es como las matemáticas; practicar, practicar y practicar, no requiere necesariamente un talento especial, es sólo el querer aprenderlo. 


Espero que les sirva esta reflexión y que con ello puedan realizar mejor sus proyectos de confección :) al principio todo parece difícil, pero solo la práctica hace al maestro. 

Un abrazo gigante para Uds, 

Ariadna